Felices vacaciones

Todo llega. Después de habernos empapado y haber tiritado todo el invierno y casi toda la primavera, las vacaciones han llegado. Yo no sé si disfrutar Madrid, irme a un convento a meditar o de juerga a las mejores playas, pero algo caerá.

Os deseo que lo paséis muy bien estas vacaciones. Como estos días de vacaciones en familia aumentan mucho los divorcios, os dejo este bolero que anima a la comprensión en el matrimonio. Un clásico eterno de los genios Les Luthiers.

Etiquetas ,


Escribir comentario