Sres. políticos: no queremos más chopped, queremos jabugo

pinocho 150x150 Sres. políticos: no queremos más chopped, queremos jabugoEl Blog de Pablo Herrero

Estoy todavía impresionado por las últimas declaraciones de los políticos en el debate del Estado de la Nación. Por si aún no las has visto, te las resumo porque no tienen precedentes y suponen un verdadero vuelco en la comunicación política:

Zapatero:

 “El Estatuto de Cataluña es algo que los políticos hemos cocinado sin que los ciudadanos realmente lo demandasen. Me alié con partidos que no creen en el Estado porque necesitaba su apoyo para gobernar con mayoría suficiente, y quizá me equivoqué”.

 “Negué y minimicé tanto tiempo la crisis, que hemos hecho más daño al país por no atajarla con antelación”.

 “Vamos a dejar de regular a favor de la SGAE, pues hemos aprendido que lo hacíamos protegiendo a los intermediarios de la música y perjudicando a los ciudadanos e incluso a los propios músicos”.

Rajoy:

 “Es cierto que no aportamos soluciones y sólo hacemos críticas. Hoy desgastamos al gobierno y, cuando ocupemos el poder, ya sí contrataremos expertos en cada área que nos ayuden a crear soluciones prácticas”

 “En Gürtel ha habido implicada gente importante de nuestro partido que se ha enriquecido ilícitamente, y deberíamos haberlo evitado. Pedimos perdón por ello a nuestros votantes y al conjunto de la sociedad española”

Sí, como habrás imaginado rápidamente, todas las declaraciones son inventadas por mí para llamar la atención sobre algo: la comunicación política se está apartando cada día más de la transparencia que impone la era de la web 2.0. Con una web social en la que los ciudadanos podemos difundir nuestros contenidos y opiniones de forma masiva, ya no se puede seguir haciendo una comunicación política basada en lenguajes y contenidos que nadie percibimos como sinceros. Las declaraciones ficticias de arriba son absurdas e irreales, pero estoy convencido de que entre ese ejercicio de honestidad brutal y la comunicación política que hoy hacen, hay un término medio. Y aunque ese término medio sería una revolución para los políticos, estoy seguro de que si uno solo probase a cambiar el paradigma y bajase a comunicarse con unas formas y un discurso más sinceros, recuperarían credibilidad (y respaldo popular, claro).

Y no hablo de no tener sentido de Estado; al contrario. Los políticos no quieren ver que están fuera de la foto Los ciudadanos de esta nueva era queremos contenido auténtico. Si nos dan chopped diciéndonos que es jabugo, se lo devolvemos. ¿Recordáis cuando Gordon Brown fue pillado mintiendo en público y diciendo lo que de verdad piensa, en privado? Representa muy bien el paradigma de por qué la política se ha quedado fuera del tono y del contenido de la comunicación que hoy se exige. Los ciudadanos no toleramos mensajes que no interpretemos como auténticos.

No soportamos mentira ni hipocresía porque las reglas han cambiado y hoy somos más dueños de la conversación que ayer. Los grandes medios ya no tienen la exclusiva del poder para marcar la agenda. Y en ese contexto, la forma y el contenido de la comunicación que hacen los políticos se queda cada vez más en fuera de juego, más desfasada. Y con esta crisis cada vez se nota más a medida que baja la marea y se van quedando cada vez más desnudos. En definitiva, la clase política de hoy actúa de forma mediocre -con excepciones- y ha perdido el contacto con los ciudadanos, contacto que sólo intentan recuperar de nuevo cuando nos visualizan como electores.

Hay ejemplos aislados de políticos que sí quieren evolucionar. No me refiero al ubicuo Pedro Castro, de quien no me creo que maneje su Twitter ni el resto de canales que dice manejar personalmente (tiene sentido que le ayuden pero preferiría que lo reconociesen); hablo más de Reyes Montiel (IU), Cristina Cifuentes (PP) o José Cepeda (PSOE), versos sueltos de la política que sí entienden el nuevo entorno y conversan de verdad con los ciudadanos. Y sí, está muy bien que Esteban González-Pons tenga una página en Facebook y que la administre personalmente -me consta que lo hace de verdad él mismo-. Es un comienzo pero la cosa no va de herramientas ni de que hagan la blogosfera del PP o la blogosfera progresista (PSOE). Esto va de contenidos, no de maquillaje. Lo que se echa de menos no son herramientas -todos los partidos se están esforzando en crear equipos y canales múltiples-, sino que entiendan que la herramienta sólo sirve para llevar el contenido.

Si éste no se llama sinceridad, entonces no hay nada que transportar, porque la sociedad lo rechaza de plano y no lo hace circular. Señores políticos: ¿Quieren formar parte de nuestras conversaciones? Pues aprendan a que su trabajo y, sobre todo, su comunicación, partan del principio de ser sinceros, honestos y de tenernos a nosotros como objetivo. Somos sus gobernados quienes les pagamos por trabajar para nuestro bienestar. El sistema lo están desacreditando ustedes no ocupándose de su parte del pacto. Y el contenido de lo que comuniquen necesita apoyarse en la realidad, por lo que en el fondo el cambio es mucho más profundo. No basta con cambiar mensajes, pues éstos dependen de lo que ocurra realmente.

Si lo que ocurre es que ustedes reaccionan y entienden que tienen que remangarse y escuchar a los ciudadanos, entonces harán cosas por nosotros y estarán deseando comunicárnoslas. Si lo que sucede es que se enzarzan entre ustedes para intentar que el de enfrente sea el culpable de no cerrar el pacto de Estado de turno, entonces irán contribuyendo a que cada vez se pudra más el sistema.

De momento nosotros hemos sido pasivos en la queja, pero si sigue esta progresión querremos tomar parte en la solución. Y con tan pocas herramientas en nuestro poder -salvo la de la comunicación-, corremos el riesgo de que al final nos echemos en brazos del primer oportunista que nos haga creer que es honesto y NO es parte del sistema, como sucedió con Obama (que afortunadamente representa todos esos valores, pero cuya salida al terreno de juego sólo puede darse en un sistema como el americano, en el que los ciudadanos tienen mucho más poder en la elección de un aspirante antes de que éste sea proclamado por su partido). Obama sí que es jabugo.

Y ahora que lo hemos olido, aunque sea de lejos, ya no les aceptamos de nuevo su chopped.

Etiquetas


2 Respuestas a “ “Sres. políticos: no queremos más chopped, queremos jabugo”

  1. Antonio dice:

    La sociedad civil está tan anestesiada que nada sucederá. Seguiremos quejándonos del bajo nivel de nuestros políticos para seguir votándoles como siempre: elegimos al que pensamos que es más peligroso y votamos a su oponente aunque no nos guste mucho.

    El sistema electoral sólo admite un bipartidismo a nivel nacional más un puñado de partidos nacionalistas que barren hacia sus intereses reduccionistas y mezquinos a los que hay que seguir haciendo concesiones.

  2. javier sanchez dice:

    Hola, porque perdeis el tiempo, escribiendo sobre temas que ya todos conocemos y nadie propone hacer algo por cambiarlo.
    Hay la suficiente gente para firmar para que asi pudiera ocurrir, solo con parados y familiares se superaria por mucho las firmas necesarias.Pero claro, ¿vendra esta propuesta de un politico o de un periodista?…….con lo que cobran, no lo creo, y los segundos viven de ello.
    O sea, a seguir comiendo choped.

Escribir comentario